lunes, 22 de noviembre de 2010

Los primeros pasos hacia la libertad

Empecé a ir a ese sitio, en contra de mi voluntad, por supuesto. ¡Pero es que no podía negarme! Como siempre iba en brazos de unos y de otros o encima de ese trasto al que llamaban carro, que ni tenía nitro ni na, pues no me quedaba más remedio que ir.

Así que yo, que era muy lista ya en aquella época, me dije a mi misma:
"A ver, chiquilla, si tienes que ir igual, por qué no te lo tomas con filosofía e intentas aprender algo, ya que estás allí...(la teoría del "IR PA NA ES TONTERÍA", vamos)"

Y así lo hice.
Empecé a conocer a un montón de niños más (que de eso había un rato), pero las amistades, los aliados, secuaces y demás seguidores ya os los presento otro día.

La cuestión es que muchos de esos niños habían aprendido a andar....pero yo, que era lista pero muy vaga, aún no iba sola ni a la cama.

Me di cuenta de que el primer requisito para dominar nada es la independencia. Si dependes de una tercera persona (¿por qué tercera si sería segunda?) para realizar cualquier movimiento, MAL. Está chungo eso de manejar una AK-47 cualquiera. Además, si la persona tiene la vista desviada, se puede liar parda, pero de esto a lo mejor también hablo otro día (que en aquel entonces ya se me iba la pinza un montón y saltaba de tema en tema cual sapo en un estanque de nenúfar en nenúfar) (¿VEIS?).

La buena cuestión es que me propuse andar. Y por supuesto que anduve, porque otra cosa no, pero cuando yo me propongo algo....¡VAMOS QUE SI LO HAGO!
El alto y la rubia cuando me vieron venir se quedaron alucinados.

-¿Tú le has enseñado eso?
-Yo no, ¿y tu?
-Yo tampoco...
-¡Qué guardería tan buena! Elegimos bien, entonces.

Porque yo, que además de lista era una vacilona, hice todo lo posible para que la primera vez que me vieran andar a mí sola fuese especial...(¿Os acordais del bebé que veía Ally McBeal? Jejejejejejejejejejeje
MIS PRIMEROS PASOS... )

¡NO! No hay ni un sólo cuarto de tortura, ni una miserable sala de armas...¡¡aunque sea chiquitita!! , ni un gimnasio ni una biblioteca.
¡NO! ¡No elegisteis bien! Pero es que yo soy la pera.





PD: En la próxima os cuento casi lo primero que me pasó al aprender a andar. Andar anduve.... anduve jodida un tiempo. Y es que cada vez que me da por moverme me abro algo...

12 comentarios:

La pequeña Meg dijo...

jjajajaa, genial, como siempre, cada vez que leo algunas de estas cosas me dan ganas de llamar a mi madre, porque no recuerdo que me contara como empecé yo :-)

Un abrazo!!

PD: espero impaciente el descripción de los compañeros de clase...de la sprimeras amistades.... :-)

La loca de las piruletas dijo...

Jajajajajajaja. Meg! A falta de memoria, imaginación! Jajajajajajaja. Un beso!

Aitor Cillo dijo...

loquitaaa cómo te movias !!!! jajajaja .... un día escribirás algo sobre el empanao? :)

La loca de las piruletas dijo...

Si el empanao eres tu, para eso aun queda mucho...jajajajajajajaja. Besos!

Aitor Cillo dijo...

sí, como 19 años :p

Jauroles dijo...

Siempre eché en falta una sala de armas en mi colegio... jajaja

Besos.

El guardian del Faro dijo...

Pues....creo que....se te olvida un pequeño detalle. ¡¡Ese bebé es calvo!!... ¡¡¡jajajaja!!!

No os imagináis la mata de pelo que tenía la niña...

;DDD

pseudosocióloga dijo...

A mi lo del bebé en Ally McBeal me impresionó tanto, que se convirtió una pesadilla recurrente.
Así que por el bien del alto y de la rubia espero que hayas tirado de imaginación más que de memoria.

La loca de las piruletas dijo...

Jauroles, te entiendo, ya ves. Jajajajajajaja.

Ma, dije que no contaría trapos sucios pero no me quedará más remedio como sigas por ese camino.... ;)

Pseudo, jajajajajajajajaja. Te aseguro que si me vieras a mí imitando al bebe llorarías pero de risa. Jajaajajajajajaja.

Besitos!

pseudosocióloga dijo...

Houston, Houston, tenemos un problema.La gata de Jerusalem solo nos tiene a tí y a mi de seguidoras, a mi no me aparecen los artículos que escribe, ¿y a ti?.
Este mensaje puedes borrarlo después de leerlo y si quieres me contestas en mi blog.Gracias mil.

Maria dijo...

Por fín encuentro a alguien que me comprende. Yo también me preguntaba por que se decía eso de "terceros", a ver, ¿dónde esta el segundo?.

Como siempre, me he reido un montón con tu post.

Besos

Maria dijo...

¡Feliz Navidad!

Besos