domingo, 7 de noviembre de 2010

Cuando la ley de la gravedad cumple exactamente con su cometido

El tiempo pasaba lentamente. Parecía que todo iba bien.

Vivía con bastante gente. Aquella mujer rubia, un hombre alto.... muy alto, y dos pequeñajos que se asemejaban un poco más a mí y con los que me sentía mucho más identificada.
Estos dos me caían francamente bien. La primera vez que me vieron se les caía la baba, literalmente. Nunca entenderé esa sensación pero cuando les conocí me sentí protegida y cuidada. Mientras viviera con ellos sabía que todo iría bien.

Parecíamos felices, yo les maltrataba, me metía con ellos, les pegaba, les babeaba, les molestaba...
Y siempre me salía con la mía. Se ve que la rubia y el alto estaban hipnotizados conmigo.
También puede ser que mis planes para conquistar el mundo generasen cierto temor y respeto en ellos y por eso se dedicasen constantemente a complacerme. Lo cierto es que todo aquello que hacía me era perdonado.
Hasta que un día me topé con aquel malvado enemigo. Llamémosle "L".

¡Yo era tan feliz! Jugaba, reía, iba de un lado a otro y hacía lo que quería sin temor a represalias. Pero entonces, aquél fatídico día, descubrí lo que era el dolor.

Sí, yo estaba tranquilamente portándome tan bien como de costumbre en el habitáculo donde dormían el alto y la rubia, que me gustaba mucho más que el mío. Y de repente sin que yo le hiciese nada aquel canto maldito se estampó en mi frágil cara de muñeca dejándome una huella imborrable.

Vamos, que me pegué una hostia de cuidao en toda la cara.

Y nadie estaba ahí para protegerme...

Lo primero que se me pasó por la cabeza fue: "¡VENGANZA!". Pero me dí cuenta de que era mucho más práctico llorar.
Y así descubrí la manera más efectiva de hacer correr a todo el mundo...
(Si hubiera sabido lo poco que iba a servirme a partir de ese momento....)

4 comentarios:

El guardian del Faro dijo...

¡¡Jajajajaja!!...¡me troncho!

¿Con que ya te has dado cuenta?...sabia que lo pillarías.

;DDD

Maria dijo...

¡Hola!

Soy María, nos hemos conocido en el blog de la "mujer rubia". Me parece muy divertida la idea de empezar a contar todos tus días, así desde el principio. ¡Me quedo por aquí!

Un beso

Jauroles dijo...

Tiene buena pinta este DIArio,... nunca mejor dicho.

Saludos.

La loca de las piruletas dijo...

EEyyy! Gracias! Jolin cuánta gente! Cómo se nota que tengo enchufe! Jejejejejejeje. Gracias por vuestras visitas!